empotrado coche

VOX DENUNCIA EL FRAUDE.

La denuncia de VOX, ha sido un proceso lento, que ha ido acompañando los tiempos en los que se ha dado el proceso electoral, aunque a todas luces, parece que lo estaban esperando.

VOX, comenzó a disfrutar de fama jurídica, tal vez más que por eficacia, por que se atrevían donde otros nunca habían pisado, al punto de ser capaces de condicionar la política española, como con el juicio del “proces” y quizás la notoriedad del caso y la valentía, otorgó una fama que no se correspondía con la realidad, y la misma, es que después de muchos lances con la justicia, tenemos una perspectiva más realista, esto, provocó la táctica ya habitual en VOX, la de fundamentar mucho sus procesos, a fin de que tengan algún tipo de efecto.

Por eso mismo, choca bastante la celeridad con la que han actuado, a la par que ejecutado las labores de investigación pertinentes al fraude electoral, que se estaba cometiendo, así como la detección de múltiples irregularidades, y no me cabe duda, de que se actuará en más frentes a al luz de todo lo ocurrido.

Sin embargo, me sabe a poco. Hay cosas en esta vida, que no tienen solución, aunque si reparación, pero cuando se pueden solucionar, una reparación, aunque esta sea de cárcel, es un flaco consuelo.

¿por qué no se plantea la impugnación? Es un salto muy grande, muy potente, y si no se gana, desde luego que supone un desgaste importante, pero a estas alturas, personalmente lo veo totalmente necesario...

No se me escapa, que el principal escoyo, es el gran desconocimiento de lo que ha sucedido por parte de la ciudadanía, y el viaje por el desierto que le supone a VOX iniciar un proceso de estas características, pero insisto, que ante lo sucedido, es lo que pide el cuerpo, ¿no?